¿Qué es el BTL y cómo usarlo en una estrategia de marketing?

BTL, o Below The Line (que significa "por debajo de la línea"), es una estrategia de marketing que se centra en segmentos o nichos de mercado muy específicos utilizando técnicas de comunicación de marketing no masivas. 

Suele llevarse a cabo mediante actos de alto contenido creativo, sorpresa y oportunidad, que dan lugar a formas y canales novedosos de transmisión de mensajes publicitarios.

Las acciones BTL suelen estar vinculadas a campañas en medios masivos (ATL) para las grandes marcas, mientras que el BTL puede ocupar todo el (pequeño) presupuesto de marketing para las startups o pequeñas empresas. 

La publicidad exterior o cualquier otro medio creativo que se comunique de forma más directa con un público específico puede utilizarse para desarrollar la BTL. La consigna es adaptar el mensaje al receptor para establecer una interacción "personalizada" y directa.

Siguiendo esta lógica, uno de los elementos más importantes en cualquier campaña BTL debe ser la retroalimentación: al ser un modelo basado en la comunicación personalizada, es una forma de dar seguimiento a su efectividad, por lo que estas campañas totalmente interactivas buscan una relación más personal con el público objetivo a través de medios tradicionales o digitales.

Ventajas

La BTL permite distinguir el mensaje según el objetivo y las circunstancias en las que convivirá con el público objetivo, además de ser de bajo coste en muchos casos.

Y, aunque esto parezca evidente, hemos visto demasiados casos en los que se repite el mismo mensaje ATL en algunas actividades BTL, cuando esto es claramente un desperdicio tanto del medio como del mensaje que se da al público objetivo. No es lo mismo que ir a la casa de nuestro objetivo, tocar el timbre y pedirle que deje de hacer lo que está haciendo. Es una situación diferente con circunstancias distintas.

Los pilares sobre los que se construyen las estrategias de marketing son los creativos BTL. En donde el arte, la tecnología, el caminar por la calle y otro tipo de situaciones vivenciales , estas influyen como  disparadores únicos no sólo de ideas, sino de nuevos modos de comunicación no tradicionales.

La gestión en un punto de venta

El GPV, o gestión del punto de venta, es una herramienta comercial esencial para que tu producto funcione en la gran distribución. Para que no solo se note, sino que se distinga de los productos de sus competidores.

La gestión del punto de venta se encarga de garantizar que las necesidades de una marca se cumplan en el punto de venta. Para esto hay agencias de promotoría, entre las más conocidas esta Grupo PROM, que tienen como objetivo:

  • Mejorar la visibilidad y la exposición del producto.
  • Asegurarse de que están disponibles en el lineal.
  • Asegurarse de que están en el mejor estado posible.
  • Hay que motivar y seducir a los consumidores.
  • Estar atento a lo que vende la competencia.


Importancia de la GPV

Según los estudios, al menos el 70% de las elecciones de compra se realizan en el momento de la venta. Por ello, si una marca quiere estar entre las elecciones del consumidor, debe tener la mayor presencia y visibilidad posible.

Será fundamental aplicar una estrategia adecuada en el punto de venta para:
  • Aumenta las ventas.
  • Mejora la imagen, asi mismo, influenciará el prestigio de la marca.
  • Mejora su posicionamiento en el mercado.

En este caso, es fundamental elegir cuidadosamente el equipo que llevará a cabo esta tarea. El responsable del punto de venta se encargará de que los productos sean visibles y accesibles para los usuarios finales para que puedan verlos y comprarlos.

Formas de optimizar la gestión  de un punto de Venta

  • Informes: 
El programa en el que merece la pena invertir es el que permite saber cuáles han sido las ventas del día, si ha habido devoluciones y el estado del inventario con un solo clic. La inmediatez y el ahorro de tiempo son dos ventajas de la automatización, que agilizan la administración y reducen los errores. Los informes también pueden compartirse con otras unidades de negocio si la solución elegida ofrece la posibilidad de elaborar informes.
  • Analítica: 
El enfoque más exitoso es el que le permite centrarse en sus consumidores más valiosos, lo que significa que debe aumentar la cantidad de clientes de alta calidad. Puede recopilar datos sobre el historial de compras de cada cliente con un software de gestión de puntos de venta que ofrezca esta función, lo que le permitirá tener más influencia sobre ellos. Podrá aprovechar el potencial para construir programas de fidelización en torno a los consumidores que más importan a la empresa, en el momento adecuado y con el mensaje correcto, si lo mira desde esta perspectiva.

  • Gestión del inventario: 
La gestión eficaz de los niveles de inventario es fundamental para el éxito de una tienda. Sólo con una visión global se pueden eliminar las ineficiencias, identificar y seguir las cosas en los niveles y abastecerse adecuadamente de los productos populares de temporada. El sistema optimiza el seguimiento de las ventas y la reposición de los artículos más vendidos, al tiempo que le ayuda a gestionar los productos perecederos.