¿Qué es el BTL y cómo usarlo en una estrategia de marketing?

BTL, o Below The Line (que significa "por debajo de la línea"), es una estrategia de marketing que se centra en segmentos o nichos de mercado muy específicos utilizando técnicas de comunicación de marketing no masivas. 

Suele llevarse a cabo mediante actos de alto contenido creativo, sorpresa y oportunidad, que dan lugar a formas y canales novedosos de transmisión de mensajes publicitarios.

Las acciones BTL suelen estar vinculadas a campañas en medios masivos (ATL) para las grandes marcas, mientras que el BTL puede ocupar todo el (pequeño) presupuesto de marketing para las startups o pequeñas empresas. 

La publicidad exterior o cualquier otro medio creativo que se comunique de forma más directa con un público específico puede utilizarse para desarrollar la BTL. La consigna es adaptar el mensaje al receptor para establecer una interacción "personalizada" y directa.

Siguiendo esta lógica, uno de los elementos más importantes en cualquier campaña BTL debe ser la retroalimentación: al ser un modelo basado en la comunicación personalizada, es una forma de dar seguimiento a su efectividad, por lo que estas campañas totalmente interactivas buscan una relación más personal con el público objetivo a través de medios tradicionales o digitales.

Ventajas

La BTL permite distinguir el mensaje según el objetivo y las circunstancias en las que convivirá con el público objetivo, además de ser de bajo coste en muchos casos.

Y, aunque esto parezca evidente, hemos visto demasiados casos en los que se repite el mismo mensaje ATL en algunas actividades BTL, cuando esto es claramente un desperdicio tanto del medio como del mensaje que se da al público objetivo. No es lo mismo que ir a la casa de nuestro objetivo, tocar el timbre y pedirle que deje de hacer lo que está haciendo. Es una situación diferente con circunstancias distintas.

Los pilares sobre los que se construyen las estrategias de marketing son los creativos BTL. En donde el arte, la tecnología, el caminar por la calle y otro tipo de situaciones vivenciales , estas influyen como  disparadores únicos no sólo de ideas, sino de nuevos modos de comunicación no tradicionales.